Twitter Facebook Feed

CANELONES CON LONGANIZA Y ESPINACAS


Canelones con longaniza y espinacas, acompañados de patatas y bechamel

Ingredientes para 4 personas:
  • 12 placas de canelones precocidos
  • 12 longanizas
  • 2 patatas
  • Espinacas
  • Sal
  • Harina
  • Aceite oliva
  • Leche
  • Queso rallado

Nivel de dificultad: Medio

Tiempo de elaboración: 45 minutos

Preparación:
Primero, si los canelones son precocidos, los ponemos a remojo con agua caliente, el tiempo que estime el fabricante.


Mientras están los canelones a remojo, podemos ir preparando el resto de la receta.

Pelamos las patatas, las enjuagamos y las cortamos en rodajas finas. En una sartén, se fríen con abundante aceite, y cuando estén listas les escurrimos el aceite y las ponemos sobre la placa de horno. Añadimos un poco de sal.
A continuación, ponemos una olla con agua y sal al fuego, y cuando hierva metemos las hojas de espinacas (previamente limpias). Las dejamos un par de minutos, lo justo para que se reblandezcan, y las sacamos, extendiéndolas para que no se nos peguen entre sí.


Mientras tanto podemos ir haciendo las longanizas a la plancha.

Una vez tenemos preparadas las patatas, las espinacas y las longanizas, escurrimos los canelones y ya podemos comenzar a montarlos. Pero antes encendemos el horno para que vaya cogiendo temperatura, 220ºC por arriba.
Ahora extendemos un par de hojas de espinacas sobre el canelón (o más si son pequeñas y vemos que va a ser poco), ponemos la longaniza en un extremo y enrollamos. Si vemos que se nos abre, podemos cerrarlo con un palillo. Repetimos el proceso con todos los canelones y vamos poniéndolos sobre la base de patatas que tenemos preparada en la placa de horno.

Para hacer la bechamel, ponemos en un cazo un poco de aceite a calentar. A continuación añadimos harina y removemos rápidamente para que no se pegue. Cuando se hace una masa, añadimos leche y seguimos removiendo sin parar. El secreto está en no parar de mover e ir añadiendo leche y harina según la textura que deseemos para la bechamel, y la cantidad que necesitemos. Cuando esté lista, ponemos sal al gusto.
Por último, esparcimos la bechamel sobre los canelones, les ponemos un poco de queso rallado a cada uno por encima e introducimos en el horno y gratinamos. En unos 10-15 minutos aproximadamente estarán listos.

Comentario:
Esta receta la vi en el programa de Karlos Arguiñano, me pareció muy original. Además, es una buena forma de que los niños coman espinacas, ya que su sabor se mezcla con el de las patatas y las longanizas. Veréis que buenos están.

0 comentarios para esta receta:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...